Productos

Bossard señala cómo seleccionar el mejor remache y cómo quitarlo sin dañar la estructura

La función de estos elementos de fijación es mantener el metal contra el metal para siempre
2023 Bossard remaches
En el caso de remaches difíciles que no se puedan perforar, la opción más recomendable será utilizar la amoladora./ Fuente: Bossard.

La compañía Bossard Spain destaca cómo seleccionar el mejor remache y cómo quitarlo sin dañar la estructura. Quitar remaches en la línea de producción es una tarea que, si no se realiza de forma adecuada, puede dañar el producto o, en el peor de los casos, malograr toda la producción. 

Es importante destinar el suficiente tiempo en analizar y seleccionar los remaches adecuados. La función de estos elementos de fijación es mantener el metal contra el metal para siempre, por lo que es importante dar con la correcta colocación para garantizar su seguridad. Esta precisión es lo que después provoca que sea difícil quitarlos sin dañar el material circundante o dejar una apertura irregular.

Sea cual sea la tarea que se realice, existen técnicas tanto para seleccionar los remaches adecuados, como para quitarlos de manera limpia. Para empezar, la amplia gama de remaches ciegos Fasteks de Bossard contiene diferentes tipologías, diferentes combinaciones de materiales, formas de cabeza y diámetros para ofrecer el remache más apropiado para su aplicación.

Proceso de selección del remache adecuado

Para determinar rápidamente el remache correcto para su tarea se deben observar los siguientes puntos.

  • Rango de agarre. Un remache tiene un área de trabajo definida. Para ser capaz de generar una fijación segura, es importante conocer el grosor exacto del material de la pieza de trabajo.
  • Diámetro de taladro/agujero. Los diversos tipos de remaches ciegos se utilizan con diferentes perforaciones. Bossard dispone de una lista de todos los tipos de remaches ciegos y el diámetro del agujero correspondiente, metros y tolerancias en las hojas de datos.
  • Combinación de materiales. A partir del material procesado de la pieza a trabajar y del área de uso, el material compuesto, se establece la combinación ideal de remaches ciegos (vaina y mandril). En este punto la resistencia a la corrosión es primordial.
  • Cargas mecánicas. Para altas resistencias al corte, resistencias a la tracción o vibraciones, recomendamos usar Fasteks que son remaches de fuerza.


Para la colocación de los remaches, la herramienta es la remachadora. En un primer momento, debe realizarse un perforador o también conocido como taladro, que se usa para hacer un hueco y luego se debe introducir el cuerpo cilíndrico en el agujero. Éste debe tener las dimensiones adecuadas de manera que sobresalga, deformando a continuación la parte saliente hasta formar una nueva cabeza. En ocasiones, la colocación de los remaches se efectúa en frío para diámetros de ocho milímetros; y en caliente para diámetros mayores de diez milímetros.

Cómo quitar remaches

Los omnipresentes pernos de metal están diseñados para la permanencia, pero a veces también puede ocurrir que necesitemos hacerlos desaparecer. Los tres métodos más conocidos para quitar remaches son:

  1. Con un taladro eléctrico con una broca que encaje perfectamente en la hendidura. Conecte la herramienta a la abertura del taladro eléctrico y coloque la broca adecuada en el extremo, sujetándola de forma segura. Luego, simplemente ajuste la profundidad de perforación en consecuencia y taladre el remache cuidadosamente.
  2. Con una amoladora radial y usando un disco de corte. Debe colocarse la amoladora de forma perpendicular al botador del roblón y cortar la cabeza del remache. Después utilizaremos un taladro, un destornillador pequeño o un punzón para empujar el cuerpo del remache y retirarlo de la estructura.
  3. Con martillo y un punzón. Esta es la forma más manual pero no por ello menos útil, cada remache precisa una solución específica. Se sitúa una clavija o un punzón contra la parte superior del remache y con un martillo se golpea el extremo del punzón para conseguir una pequeña abolladura en la cabeza del remache.


En definitiva, quitar remaches puede parecer una tarea difícil, aunque si se dispone de las herramientas adecuadas es más simple. Para eliminar remaches pequeños lo mejor será utilizar una broca para atravesar su superficie. En el caso de remaches difíciles que no se puedan perforar, la opción más recomendable será utilizar la amoladora.

Relacionado Bossard explica cómo calcular los costes de producción Bossard explica cómo calcular los costes de producción

Más noticias

Aveva
Industria 4.0
Se han establecido intenciones de preservar la autonomía comercial de AVEVA
Flexcrash
Actualidad
El centro tecnológico coordina el proyecto europeo Flexcrash, que diseñará una tecnología de fabricación flexible e híbrida
Unnamed (100)
Industria 4.0
Los cobots consumen entre 100W y 500W, unas cantidades similares a las de los electrodomésticos
Presnaestopas SKINTOP BS SC M METALL
Productos
La compañía amplía su catálogo de productos con soluciones mejoradas
Hengstler Colibri 490 Print
Productos
​La alta frecuencia de recuento de hasta 20 dígitos por segundo permite su uso en máquinas con números de ciclo muy elevados
Gtp
R&R
Para el núcleo del techo, se ha utilizado biometano derivado de residuos orgánicos
Png
Actualidad
Las actualizaciones aumentan la comprensión del rendimiento del producto antes de las pruebas físicas
TRUMPF Quside 2
Actualidad
El chip permite que simulaciones como predicciones de tráfico se realicen hasta 20 veces más rápido
Indasa (2)
Industria 4.0
Una vez montadas las estanterías y los miniload de alto rendimiento, se procederá al inicio de la fase de automatización in situ

Revista Metales & Máquinas

NÚMERO 1 // 2022
Ahora, acceso gratuito a la publicación

Boletín Metales & Metalurgia

NÚMERO 2328 // 2023
Ahora, acceso gratuito a la publicación

Buscador

Empresas destacadas